Uk English
Es Castellano
Tr Turkçe

Vengo de todas partes del mundo, una fusión entre Europa, el Medio Oriente y America. Me siento privilegiado de poder sentirme como en casa en tantos sitios. Mi música proviene de todos aquellos lugares y está influenciada por grandes músicos como Bob Dylan, Rolling Stones, los sonidos de Astor Piazolla y Munir Bashir; todos ellos forman parte de mis sonidos. Supongo que cualquier músico hace la música que el mismo quisiera escuchar.


Nader Hamid

Nací en Bruselas el 7 de Julio de 1971, mis padres nacieron en Irak pero también se criaron en diferentes partes del mundo, ellos siempre han sido un ejemplo de ciudadanos del mundo. Poder ver el mundo sin sentirme arraigado me ayudó a identificarme con todas las culturas y todas las personas. Mis primeros 13 años de vida son una mezcla de recuerdos en Bélgica, Irak, Londres, Viena, Jordania, y no sé exactamente de donde más. En el año 1984 vinimos a España y me enamoré de todo lo que representa Andalucía. El Sol, el mar, las montañas, y de la gente que sabe del buen vivir y me han enseñado a hacerlo. A pesar de que viví 12 años en los Estados Unidos y Bélgica nunca perdí mi conexión con España, y cuando volví en el 2002 supe que era el lugar donde me iba quedar.


Nader Hamid

Viviendo en Bruselas y Marbella en los años 80, mi conocimiento musical fue limitado, escuchaba a Top of the Pops y los clásicos de los Beatles. No estaba seguro si quería ser como Eddy Murphy o Eddy Grant entonces mi padre me alquiló un bajo eléctrico por un mes pero no me hizo mucha ilusión tocar música de esa época como Duran Duran o Nik Kershaw (aunque debo admitir que “I won’t let the sun go down on me” y “The Riddle” son parte de mi playlist ipod). Al tiempo, cuando escuché la canción “Stairway to Heaven”, mi mundo musical cambió por completo. Grandes artistas como Led Zeppelin, Jimi Hendrix, Bob Dylan, the Allman Brothers, Jethro Tull, Van Halen, Santana, los Rolling Stones, Woodstock y todo ese espectro musical que no me imaginaba que existía, entraron por mis orejas y salieron de mi alma. Cuando estuve viviendo en los Estados Unidos y vi los conciertos de leyendas en carne y hueso sobre el escenario, la música se manifestó en mi como algo más vivo y alcanzable. Cuando me mudé otra vez a Bruselas en 1996, conocí a fantásticos músicos y empecé a componer con más seriedad, más confianza, y comencé hacer conciertos. Entre ellos, mi gran amigo Bai Kamara Jr., quien, aun hoy, sigue siendo uno de mis mejores maestros. He trabajado con Bai a lo largo de los años y nadie me incentivado a evolucionar de guitarrista a escritor tanto como el. Todos los músicos con los que he trabajo han sido de gran inspiración y muchos se convirtieron en grandes amigos.

Siempre seguimos trabajando en música nueva….